top of page
  • Foto del escritorKass

¿ESFUERZO O TALENTO? Temporada 3 Episodio 4 (reseña de libro Mindset/ La Actitud del Éxito)

Actualizado: 6 feb





Creo que todos alguna vez hemos escuchado, desde niñxs, expresiones como “se le da tal actividad” o “es un talento innato”. Si te lo dicen a ti, en un principio parece ser un buen cumplido, algo que te hace sentir bien. Por otro lado, el escuchar que ciertas habilidades son “innatas” exclusivamente y que si no naces con ellas jamás las tendrás, tiene el efecto contrario, ¿no?



Pues te tengo noticias: las habilidades las desarrollas tanto como trabajes en ellas.

Sí, existen personas que son más rápidas haciendo ciertas habilidades, pero eso no es una restricción para que tu aprendas y seas bueno en ello.


Es una realidad que muchas personxs, si no es que la mayoría, celebran más los resultados que el proceso. Es verdad que un ocho no es tan premiado como un diez aunque se hayan obtenido con el mismo esfuerzo. Es real que la inteligencia es más aplaudida que trabajo duro a veces. Ahora, es importante recordar que, aunque muchos crean algo, no significa que eso sea cierto.


Recuerdo que en la escuela una vez me saqué un diez en la clase de matemáticas y el profesor reconoció ésto enfrente de todo el salón, y un compañero que también le fue bien dijo: “pero yo no tengo que estudiar toda la tarde”. Es verdad que hay personas que no tienen que estudiar para obtener una buena calificación, pero eso no minimiza a quien le fue bien por estudiar. A decir verdad, el esfuerzo es el que llega a dar los mejores resultados. ¿O acaso los artistas, aunque son muchos buenos desde nacimiento, producen el mismo contenido ahora que en el principio de su carrera?


El quedarse anclado al pensamiento de que eres bueno porque “simplemente lo eres y ya” es limitante. Si crees que no necesitas de la práctica o del esfuerzo para hacer aquello que te dicen que eres excelente sin intentar más, entonces no estás buscando crecer. Estás dando por hecho que sólo con lo que puedes hacer por talento o suerte podrás sobrevivir para toda la vida y no, la vida no es así lamentablemente. Llegará el momento en el que habrá que aprender cosas nuevas y practicarlas para dominarlas.


Un cantante exitoso no se escucha igual toda la vida. Al menos no uno que mantiene trascendencia al día de hoy. Ésto es porque está constantemente tratando de mejorar y de actualizarse; no se queda sólo con lo que ya puede hacer. ¿Por qué Taylor Swift se ha mantenido casi veinte años en la música? Su música no es la misma que era en 2004 y su voz sin duda ha mejorado.


Ser bueno en algo por nacimiento no es malo, eso hay que dejarlo claro; sin embargo, no es correcto que vivamos a la expectativa de que ese hecho nos lleve a triunfar para siempre. Además, ¿no es demasiado peso mantener la imagen de ser excelente en algo siempre?


Yo entiendo que muchas veces la sociedad empieza a esperar cosas de ti una vez que muestras que destacas en cierto ámbito de la vida, pero tratar de cumplir esas expectativas de por vida resulta cansado. No es particularmente culpa de alguien. La cultura se ha construido bajo la creencia de que los logros valen más cuando no tienes que “echarle ganas”.

La realidad es otra: para seguir siendo bueno en algo tienes que “echarle ganas” siempre.



El crecimiento siempre es más valioso que quedarte estancadx en donde mismo para toda la vida. No importa si hay alguien que toca un instrumento con demasiada facilidad sin la necesidad de ayuda externa, eventualmente esta persona también tendrá que buscar crecer. Si alguien nace siendo bueno en algo, no significa que tú no puedas ser también excelente en esa misma actividad. Lo peor que le puede suceder a cualquiera es compararse con otrx.


Todx crecen en diferentes velocidades. Las personas somxs diferentes por excelencia. No debes comparar tu progreso con el del otrx porque jamás serán iguales. Si no eres bueno haciendo algo como la otra persona lo es, no es el fin del mundo para ti. Tú tienes que hacer las cosas porque te gustan. Tienes que buscar ser mejor en aquello que deseas porque es lo que tú quieres. Si todxs optaran por no intentar la actividad que les llama la atención sólo porque existen personas que ya son muy buenos en eso, entonces las historias de éxito serían contadas.


Es hora de reconocer el esfuerzo. Hay que ser un poquito más como Tiana de la Princesa y el Sapo y no esperar que los sueños se cumplan realidad por arte de magia. “La única forma de conseguir lo que quieres, es trabajando duro”, dijo esta princesa de Disney y desde entonces lo he entendido así. Puedo ser buena en cosas, pero si no me esfuerzo y no trato de mejorar, ¿a dónde voy a llegar?


En el nuevo capítulo del podcast “Soy Anne”, Anne y Ilse hablan sobre el tema de quedarse estancado en una sola creencia (o creencias) o tratar de pensar fuera de la caja, que se trata en el libro Mindset, la actitud del éxito de Carol Dweck.


El apegarse a lo único que sabes y no buscar la forma de mejorar, como anteriormente lo he mencionado, sí tiene un nombre y es “mentalidad fija”. Lo contrario, el buscar crecer y enfocarte en poner mayor esfuerzo, es “mentalidad de crecimiento”.

Parece fácil identificar este tipo de mentalidades, ¿no? Bueno, no estoy muy segura. Bien se dice en el podcast que el libro menciona que es probable que tú veas el tipo de mentalidad de otrx, pero que tengas dificultad para ser consciente de tú situación.

Aquí te compartimos un test para que descubras tu tipo de mentalidad!!




Pienso que pasar de una mentalidad fija a una de crecimiento no es algo fácil en un principio. Muchos estamos acostumbrados a hacer las cosas como nos parecen bien y salir de eso es muy incómodo; no obstante, ésta es una incomodidad necesaria.


Muy poco te puedo decir yo para ayudarte a cambiar tu mentalidad sobre algo. No conozco tu situación y no sé cuáles son tus necesidades, pero sí entiendo que en general la sociedad aún no ha aprendido a reconocer el esfuerzo de las personas aunque éstas no obtengan el mejor resultado. Es algo que culturalmente debe cambiar: el valor que se le tiene al esfuerzo.


La vida no es de ganar o perder sólamente; tenemos que entender todxs eso. También es necesario que tengamos en cuenta el proceso que brindó tal resultado y reconocer que es válido por sí mismo. Si buscamos que existan más personas con mentalidad de crecimiento, hay que demostrar que el esfuerzo sea bien reconocido. ¿Por qué no celebramos también lo que se esforzó alguien en un trabajo o en un examen y no sólo si sacó un diez? ¿O por qué no empezamos a premiar a las personas por su dedicación al hacer una actividad y no sólo por el producto resultado de ésta?


Finalmente, aunque no te conozca, me gustaría invitarte a hacer algo. Si alguna vez en tu vida te has limitado a intentar aprender algo porque crees que nunca serás bueno o que sólo las personas que nacen con “talento” pueden hacerlo, quiero que deseches esa creencia y lo intentes. Si quieres cantar, canta. Si quieres bailar, baila. Haz lo que siempre deseas (legal, por favor), pero invierte tiempo y esfuerzo en ello. Trabaja para mejorar y verás que sí puedes ser bueno. Carol Dweck, en Mindset, la actitud del éxito, sintetiza lo que te quiero transmitir en una frase:

“No sabes de tus habilidades hasta que te has comprometido a desarrollarlas”.

No dejes que tu mente te quiera limitar. Si quieres conocer más sobre el tema, te invito a que escuches el capítulo 4 del podcast “Soy Anne” o lo puedes ver en YOUTUBE aquí

O puedes leer el libro directamente aquí.





Recuerda, no estás solx.



Kass





55 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page