top of page
  • Foto del escritorKass

¿CONOCES TU TIPO DE APEGO? Temporada 3 Episodio 1 (reseña de libro Attached) **FREE PDF**

Actualizado: 6 feb


Escuchálo aquí o directamente en SPOTIFY en Soy Anne.


Existe la creencia de que los niños nacen como un lienzo en blanco. Si se ponen los factores genéticos de lado, ésta creencia parece tener algo de realidad.


Un niño que recibe atenciones constantes por parte de su mamá, o de cualquier persona encargada principalmente en los cuidados de un menor, y que se muestra consistente, resuelta en un niño con mayor seguridad en sí mismo y que no teme en explorar.


No obstante, cuando las atenciones de la figura que otorga los cuidados no son consistentes —ya sea que son distantes siempre o, algunas veces negligentes y en otras más atentos—, los niños tienden a crecer emocionalmente distantes según la situación, o demasiado inseguros y con problemas relacionados a la ansiedad.

Según lo que vivieron a una corta edad, las personas tienden a manifestar el modo en el que fueron tratados en el pasado en sus relaciones presentes. Es aquí donde tres conceptos muy interesantes salen a la luz: apego seguro, apego ansioso y apego evitativo.


¿Quisieras saber que tipo de apego tienes?



Personalmente, hace dos años no tenía ni idea qué significaban estos tres conceptos. Los había escuchado antes, pero jamás me había decidido a investigarlos. No fue hasta que tuve mi primera relación amorosa a la edad de diecisiete años y no se sentía como ese romance de princesas de Disney.


El chico era distante y parecía que estaba bien con la relación, pero no era el eje principal de su vida ni tampoco se desvivía en darme muchas atenciones. Es justo, todos amamos en distintas formas, pero a veces yo sentía que la distancia emocional que él establecía era cada día mayor. Comenzaba pronto a sobrepensar las cosas y a morderme las uñas, con un solo pensamiento en mente: “¿Será que ya no me quiere?”


La ansiedad tomó control de mí y estaba constantemente preguntándole si aún me quería. Fui yo buscándolo y desviviendome para darle toda mi atención. La relación pronto se convirtió en la parte más importante de mi vida, malamente una dependencia emocional fue formándose con el paso de los meses. ¿Y cuál fue la reacción del chico? Él se alejó aún más. Parecía hartarse pronto del tiempo que pasábamos juntos y yo veía que éste cada día era menos. Todo se asemejaba a una extraña persecución, parecida a la descrita en “Carousel” de Melanie Martínez: él corría con todas sus fuerzas, huía de mí, de mis sentimientos; yo, ponía toda mi energía en alcanzarlo. Jamás lo alcancé.


Esta situación, donde se juega al “gato y al ratón” no es algo del otro mundo (parece serlo, pero no lo es). Es lo denominado como una relación entre una persona con apego evitativo y otra con apego ansioso. Alguien es muy distante y el otro quiere desesperadamente acercarse. Yo no me había dado cuenta que ésta era la “dinámica” de relación que estaba llevando con mi pareja hasta que lo hablé con mi psicóloga y me lo explicó todo. Ahora las cosas tenían más sentido y la relación que yo creí que era sana resultó en una con un tanto de “toxicidad” en ella.


Estar en una relación donde existe apego evitativo y ansioso no es lo ideal.

Bien nos cuenta Anne Bourgois junto a su invitada especial en el podcast, Irlanda Martinez que el libro “Maneras de Amar” por Amir Levine y Rachel H

eller (“Attached: the new science of adult attachment and how it can help you find —and keep— love” en inglés)

describe que cuando en una relación hay apego evitativo y apego ansioso es una señal directa para salir de ahí y, de ser posible, jamás entrar en una situación parecida. Ésto no significa que la relación no tiene arreglo, pero sinceramente hay que reconocer que es una situación complicada. Claro que si la pareja está dispuesta a comunicar sus necesidades y poner los límites necesarios, de la manera más respetuosa claramente, las cosas pueden llegar a funcionar. Es cuestión de querer cambiar lo que al otro le incomoda, pero, para ésto el otro también tiene que poner de su parte.




Es necesario trabajar juntxs, trabajar en ti mismx para llegar a la situación más sana: el apego seguro.

No existe alguien bueno y alguien malo. Simplemente que todos nos formamos de distintas maneras según nuestras experiencias del pasado, según cómo vivimos nuestra infancia en la mayoría de los casos. Para la otra persona la relación puede ser una parte no tan indispensable en su vida (apego evitativo), pero para ti puede significar todo (apego ansioso). Nadie está mal en sí, pero al convivir, fácilmente alguien puede salir lastimado. Si es esta la situación, no conviene demasiado prolongar las cosas, porque la herida se hará cada vez más grande, pero es más fácil decirlo que hacerlo, ¿no?


Yo no puedo descifrar qué es lo que estás viviendo en estos momentos. No me lo imagino. Es posible que estés en una relación amorosa y te sientas asfixiado por tu pareja y quieras alejarte. O a lo mejor sientes que la ansiedad te consume, que no puedes dejar de pensar en lo peor y quisieras alcanzar a tu pareja para asegurarte de que te quieres. No puedo decirte cuál es tu situación en particular, pero el libro anteriormente mencionado, “Maneras de Amar” (“Attached”), puede ofrecerte una noción sobre qué tipo de apego estás experimentando en la actualidad y, te darás cuenta que no sólo te está pasando a ti. No estás “loco” ni nada, muchas otras personas han pasado por algo similar y te lo digo: no es permanente.


No minimices tus necesidades y no permitas que alguien lo haga. Al final del primer episodio de la tercera temporada del podcast “Soy Anne” (Estilos de Apego [Attached]), Anne acertadamente cita una frase del libro “Attached”:

“Los principios del apego nos enseñan que la mayoría de las personas solo son tan necesitadas como sus necesidades insatisfechas.”

Tú no eres una persona “needy” (castrosamente necesitada), sólo estás manifestando aquellas necesidades que no se están cumpliendo. Te invito con el corazón a que leas Attached por Amir Levine y Rachel Heller para que puedas entender mejor por qué te sientes de esa manera en tus relaciones y qué puedes hacer. Por otro lado, me encantaría que escucharas una vez más a Anne en el nuevo episodio de su podcast para que te des una idea de cuáles son los tipos de apego descritos en el libro.


Te dejaré el link por si te gustaría adquirir el libro en Amazon (versión en inglés).


Y como no se encuentra en ningún lado en español, te dejo por aquí un regalo en PDF!!


617174489-Maneras-de-Amar-Amir-Levine-Rachel-Heller
.pdf
Descargar PDF • 1.41MB




No estás solx. Siempre podrás ser escuchadx. Si necesitas ayuda, te invito a que hagas una cita con Anne aquí.



Kass.

 

80 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page